>
Portada

Portada (37)

Jueves, 02 Abril 2020 11:24

Cuba va y multiplicada

Written by

Como era de esperar, Cuba una vez más está en el centro de varias polémicas y, como suele suceder en estos eventos cíclicos de crucifixión mediática y pública, el país es el centro de la «herejía mundial», según varios sempiternos cubanólogos de poca monta.

A Cuba no le perdonan nada, ni siquiera que, bajo el asedio brutal del bloqueo, esté librando una batalla en muchos más frentes que antes, en lo interno y externo, en lo económico y en lo cultural, como pocas naciones.

Algunos vimos venir el nuevo horizonte que se pintaba ideal para los nuevos zarpazos: el coronavirus y el banquete de mentiras y segregaciones noticiosas eran solo cuestión de días. Como en todo buen guion presupuestado, en breve comenzaría la función.

Si vamos a la disección directa y puntual, los «expertos enfoques» lidereados por falsos y apocalípticos profetas, daban al país el peor manejo de la crisis a nivel global, con una pésima cobertura a todos los niveles y, por ende, un saldo de miles de muertes, incluso más que China e Italia juntas.

Desde el ejercicio propio de la comunicación o el juego mediático, constituye una aberración despiadada e intencional atacar los filones que más duelen y sensibilizan, manipulando a quienes, por diversas razones, aún dudan del nuevo escenario de confrontación.

Podríamos citar las declaraciones de autoridades estadounidenses en contra de las brigadas médicas cubanas enviadas a países que las han solicitado, o más reciente, el llamado a cubanos naturalizados o con estatus de residentes, para que abandonen Cuba, aduciendo supuestas trabas en el aparato migratorio cubano.

El macabro manejo político de la ayuda de Cuba al crucero británico, y los obstáculos a los envíos humanitarios del filántropo chino Jack Ma, hablan de la paranoia vitalicia y sangrante que padecen, contra la Isla, en la cúpula de Estados Unidos.

No es Cuba epicentro mundial de la pandemia. No es nuestro país el que muestra más casos fatídicos a nivel local o regional, mucho menos mundial. No es nuestro archipiélago el que aplica tarifas por la salud a sus ciudadanos, ni estos dependen aquí del seguro médico para ser diagnosticados y atendidos de la terrible enfermedad. No es Cuba quien antepone el capital a lo humano, ni quien baja la guardia en la prevención.

En cambio, sí es Cuba la que, aún bloqueada ferozmente, envía a sus «temibles ejércitos blancos» para ayudar en el mundo, mientras se salva a sí misma con sus propios recursos, los muy pocos materiales, y los tantísimos humanos.

Esta, la misma Cuba, atacada y vejada por los hechiceros del mal, por profanadores del bien, por acólitos y anexionistas disfrazados de ovejas, sigue siendo, aunque les duela, la gran potencia del humanismo y la prevención; esa que, en vez de calles repletas de cadáveres, de niños desconsolados, tiene sobre el asfalto a miles de sus héroes, protegiendo a los suyos, matando canallas con cañones de futuro.

Y eso, no nos lo perdonarán nunca.

Miércoles, 01 Abril 2020 12:32

William mira de qué lado está el deber

Written by

Una multitud espera ansiosa la llegada del médico que por un tiempo indeterminado llegó a Sierra Leona para combatir el ëbola, sin más miramientos que el cumplimiento del deber. Era el 22 de abril de 2014 y el sol del mediodía nos llevó a muchos, por breves intervalos, a reposar bajo árboles cercanos, una carpa instalada o sencillamente en el interior de las escaleras de los edificios multifamiliares.

Ahí viene, ahí viene, esas fueron las primeras expresiones de quienes esperábamos la llegada del doctor William Alonso Valdés, integrante de la Brigada Médica Internacionalista Henry Reeve.

Entre aplausos, sonrisas y expectativas, fue recibido el galeno, quien extendió su brazo en alto para saludar a todos los allí reunidos, y luego ese abrazo familiar como demostración inequívoca de los deseos inmensos de volver entre los suyos.

Regresó William a Morón hace cinco años, pero ahora ante la pandemia del nuevo Coronavirus, no lo pensó dos veces y tomó el avión hacia Lombardía, en Italia, donde comparte con sus colegas el enfrentamiento a la enfermedad causante de miles de vidas en el país europeo y en todo el mundo.

Esa decisión no es más que el compromiso de un médico cubano  que juró aquel 22de abril de 2014, ante las autoridades locales y vecinos de la comunidad, estar presto a otra misión asignada ante eventualidades como las actuales.

Pasan los días y se menciona a ese médico que peina muchas canas y alberga no menos esperanzas de volver a su terruño con la misión cumplida, porque es de los que miran de qué lado está el deber.


Martes, 24 Marzo 2020 20:59

Medidas para proteger al pueblo

Written by

Un grupo amplio de nuevas medidas para proteger al pueblo y en consonancia con el Plan de Prevención y Control para el enfrentamiento a la Covid-19, mostraron la preparación y la profundidad de análisis en cada una de las decisiones en favor de la vida de los cubanos.
 
1-Todos los residentes cubanos que regresen al país cumplirán aislamiento por 14 días, en centros habilitados.

2-Es preciso dar mucha información al viajero que está llegando a Cuba, desinfectar naves, locales y equipajes. Los viajeros serán llevados directo a los centros de aislamiento, en ómnibus seleccionados y controlados por la Policía.

3-No se permitirán las concentraciones de familiares en los aeropuertos.

4-Los pasajeros que regresen a Cuba solo portarán un equipaje de mano y una maleta, a fin de aligerar las operaciones en los aeropuertos y en los centros de aislamiento.

5-Se regula la salida del país de los cubanos, con el propósito de cuidar su salud y la de sus familias. Se autorizarán solo por causas humanitarias u otras razones de peso mayor.

6-Los turistas que aún permanecen en los hoteles también están en cuarentena y tienen prohibida la salida de esas instalaciones. A la par, se trasladan hacia los centros turísticos los visitantes que permanecen en casas de renta.

7-Se suspenden las excursiones a ciudades, sitios históricos, culturales y de naturaleza, así como la renta de autos de turismo.

8-Quienes llegaron luego de anunciada la decisión de la regulación de entrada por las fronteras del país y antes de este lunes, se mantienen en aislamiento domiciliario. Estos casos hay que entregarlos en la comunidad, explicarlos bien, mantener sobre ellos una vigilancia médica para seguir su evolución y lograr un comportamiento responsable de las familias.

9-Nadie entra o sale de las áreas aisladas, evitar el tránsito en esas zonas.

10-Atención diferenciada a los ancianos que están en hogares y casas de abuelos, los que viven solos y los deambulantes.

11-Realizar ventas normadas, regular colas, evitar desórdenes e incentivar las comidas y servicios a domicilio.

12-Se suspenden las transportaciones interprovinciales, por ómnibus, trenes, aviones y mediante transportistas privados. Se analiza cómo reordenar el transporte urbano.

13-Se refuerza el control policial en las calles y otros centros, que así lo requieran, para contribuir con el cumplimiento de las medidas por la ciudadanía.

14-Cierran discotecas, piscinas, gimnasios, y se limitan actividades recreativas en hoteles, que también aplican para el sector no estatal.

15-Los bares y restaurantes funcionan con limitaciones, y en toda actividad comercial se debe guardar un metro de distancia entre los clientes. Si no se garantiza, se cierra.

16-Se intensificará la producción de alimentos y se congelará el uso de insumos en los procesos que, ante esta situación, se paralizan, y se destinarán a la circulación mercantil minorista.

17-Organizar visitas a cada hogar por las organizaciones de masas y todo el sistema de gobierno local, que garanticen información a las personas, el control indicado y las acciones donde no se cumpla lo orientado.

18-Todos los que presentan síntomas van a los centros destinados para ello o se quedan en casa bajo vigilancia médica.

19-Se cierra temporalmente el curso escolar, y se planifican variantes de escalonamiento para su reinicio.

20-Cesan las clases por tres semanas. Si las condiciones lo permiten, el curso se reiniciará el 20 de abril.

21-Bajo condiciones de vigilancia ­epidemiológica, los círculos infantiles seguirán funcionando para las ­familias que decidan llevar a los niños. Se aplazan otorgamientos y procesos de adaptación.

22-Los niños sin amparo familiar permanecerán en los hogares que habitan.

23-Se suspenden las actividades de los combinados deportivos.

24-A partir del 30 de marzo, se impartirán y orientarán actividades docentes por medio de la televisión, en horarios que se precisarán.

25-Los alumnos de centros internos retornan de inmediato.

26-Los profesores prepararán las clases para el reinicio del curso. Los de maestrías y doctorados adelantar en la investigación.

27-Para evitar aglomeraciones, el reinicio del curso será escalonado.

28-Se suspenden las actividades docentes de pregrado y posgrado en todos los cursos (diurnos, por encuentro y de Educación Superior), aplicando la modalidad no presencial.

20-Las residencias quedan abiertas solo para estudiantes extranjeros.

30-Estrechar en los hoteles, la vigilancia médica a los turistas y los trabajadores.

31-Reforzar la vigilancia médica diaria a la población.

32-Suspender la actividad quirúrgica electiva en algunas instituciones hospitalarias y dejar solo las vinculadas a trasplantes, cáncer u otras de urgencias que comprometan la vida del paciente.

33-Reprogramar los casos en que sea posible la consulta externa e interconectar las consultas en las comunidades.

34-Suspender las visitas a los hospitales y permitir un acompañante.

35-Se prolongará por seis meses más la vigencia de los certificados para adquirir medicamentos. Lo mismo para las dietas médicas.

36-La reubicación laboral podrá ser en cualquier actividad que el territorio demanda.

37-A las madres al cuidado de los hijos que están en las enseñanzas primaria o especial, se les aplicará un tratamiento de protección como el establecido para los trabajadores interruptos: 100 % del salario el primer mes, y 60 % desde el segundo mes.

38-Se prorrogan todos los trámites de carácter formal y presencial en las oficinas tributarias.

39-Se aplazan todas las obligaciones de impuestos o tributos ante las sucursales bancarias por parte de los contribuyentes. Podrán realizarse con Transfermóvil u otros sistemas de pago electrónico.

40-Se aplicarán reducciones de las cuotas tributarias mensuales en actividades por cuenta propia cuyos niveles de actividad se afecten.

Viernes, 13 Marzo 2020 02:46

Prevenir, mejor manera de enfrentar

Written by

Mínimizar el riesgo de introducción del nuevo coronavirus a Cuba y su diseminación en el territorio nacional y disminuir así también los efectos negativos de una epidemia sobre la salud y el impacto económico que pudiese tener, es objetivo del Plan para la prevención y control de la Covid-19.

Como afirmara el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, esta es una tarea gigantesca que requiere de la responsabilidad de todos.

Los principales síntomas de la Covid-19 son semejantes a los de una gripe, entre ellos fiebre, tos seca, congestión nasal, cansancio o fatiga y dificultad para respirar, también provoca dolor muscular, de garganta, y diarrea.

Ante la presencia de algunos de los síntomas, las autoridades sanitarias, insisten en que es muy importante no demorar y acudir de inmediato al médico por lo que exhortan a toda la población a conocer cómo protegerse.

 

Jueves, 12 Marzo 2020 00:18

Bandera nuestra

Written by

Patria es humanidad, dijo Martí. Pero además dijo que el patriotismo era la mejor levadura de todas las virtudes humanas. Lo sigue siendo, no pretendamos negarlo aún. Incluso cuando no necesitáramos ni bandera ni escudo ni himno porque hemos llegado a otro ideal de desarrollo universal, se le seguiría brindando a los símbolos que hemos defendido un solemne respeto.

El Estado-nación no es un fenómeno natural, no existió siempre. Es una creación humana, una construcción de carácter político. Y, como tal, algún día desaparecerá.

El estudio de la historia demuestra que la nación no es más que una de muchas otras formas en las que los seres humanos hemos ido organizando nuestras sociedades. Las comunidades que antes se agrupaban en polis o ciudades, o en feudos, fueron fundiéndose bajo una única simbología, que sirvió de plataforma ideológica al Estado moderno.

La misma idea de Cuba es una construcción de carácter político. La noción de Patria que hoy defendemos es fruto de arduas luchas y de un proceso gradual -pero siempre intenso- de formación de una identidad, alrededor de una historia y de principios o valores. Cuba y sus símbolos nacionales fueron en su momento el proyecto de personas que pensaban que lo mejor para el pueblo era la independencia.

Ese proceso no ha estado exento de contradicciones. La Bandera de la Estrella Solitaria fue enarbolada por primera vez por Narciso López, en el contexto de una expedición con carácter anexionista. De ahí sus colores, idénticos a los que refleja la bandera estadounidense y que son, después de la Revolución Francesa, los colores asociados al republicanismo.

Como símbolo al fin, la bandera fue resignificada. Agramonte y otros independentistas defendieron su formalización en Guáimaro, en el año 1869, como bandera de la República en Armas, porque ya había sido derramada la sangre de cubanos bajo esa insignia.

Lo que hoy entendemos como nación cubana, como cubanidad, tiene imprescindibles raíces en esos momentos históricos. La lectura fría y objetiva de estos sucesos, la comprensión de la nacionalidad como un proceso político e histórico podría llevar a alguien a restarle el alcance de sus dimensiones a la bandera (o a la propia noción de Patria). Algunos, de esos que gustan del boutade para impresionar, podrían decir que la bandera no es más que un pedazo de tela... Y desde alguna mirada tendrían razón.

Pero la bandera no es solo eso. La bandera es un símbolo por el cual murieron miles de personas en esta tierra (y fuera de ella). Por afán de irreverencia, no se puede desconocer la historia de una nación y de un pueblo.

Una ofensa a ese símbolo es una ofensa a todos los que nos sentimos parte de esta comunidad histórica que hemos dado en llamar Cuba. Por ello lo fue que un marine yanqui se encaramara en la estatua de Martí para ultrajarla, o que dos antisociales se mezclaran en el lucrativo negocio del vandalismo pintando con sangre animal los bustos del héroe.

También es una ofensa pretender subvertir una canción que ya forma parte del patrimonio colectivo, o intentar deslegitimar un movimiento que representó lo más alto de la estética y el arte revolucionarios. Ojalá y el Movimiento de la Nueva Trova pueden servir de ejemplos.

Habría que oponerse siempre a esa particular resignificación.

No hay entonces una «licencia poética universal» ni otro eufemismo que opere como patente de corso, si la finalidad o el resultado de un acto (incluso de un acto que se pretende «artístico») es la injuria y el ultraje. Para ello tenemos leyes, no solo las penales sino también la reciente Ley de Símbolos Nacionales. No es fútil recordar que, incluso en el ordenamiento jurídico internacional, se reconocen como límites a la creación y expresión artística al orden público y a la moral.

Por supuesto, todo enemigo de la Revolución cubana hará de estas provocaciones su agenda principal. En la idea de nación, en el proyecto de dignidad y soberanía de este país, la Revolución halla uno de sus baluartes principales. Si los seudomarxistas y sus dogmas pretendieron abjurar por completo de la nacionalidad, el socialismo cubano ha hecho de la Patria un componente fundamental del discurso y del quehacer político.

Sí, esa Patria que es, en definitiva, una creación humana, una construcción política. Esa Patria y esa bandera podrían desaparecer solo si no existieran fronteras ni divisiones entre nuestra especie, y la civilización humana se refunda bajo una sola bandera.

La sociedad futura y más justa que queremos construir no debe, no puede erigirse sobre la desmemoria.


Martes, 25 Febrero 2020 03:04

Martí conmigo, con nosotros

Written by

He leído con placer decenas de mensajes escritos en el sitio de la Presidencia, a propósito de la convocatoria de enero para rendir justo homenaje al más universal de los cubanos. Algunos son tan hermosos que dan ganas de reproducirlos como grafitis.

Aunque sólo escriben nombres o seudónimos, no oficios ni edades, es muy reconfortante advertir que, además de numerosos martianos conocidos, son mayoría los educadores y los jóvenes interesados en hacer públicos sus sentimientos hacia Martí.

Ela, maestra de círculos, ha escrito que se emocionó mucho cuando les habló sobre Martí a niños de 5to año de vida, porque en ese momento ellos, espontáneamente, corrieron a abrazar y besar el busto junto al que ponen flores cada mañana.

Enrique, joven profesional, cuenta orgulloso que, siendo niño, representó al Apóstol en una parada martiana en su pueblo natal, Placetas y que al graduarse de la Universidad subió la bandera cubana hasta el Pico Turquino sólo para rendirle homenaje.

Como afirma Yamaris Pedraza “todo cubano tiene un Martí dentro, todos hemos leído e interpretado sus obras, pensamientos”.

¡Y cómo hay pensamientos de Martí iluminándonos! Tengo amigos memoriosos que lo citan constantemente para probar que habló de todo, que tocó todos los asuntos y que en sus escritos podemos encontrar respuestas a las preguntas más difíciles. Nuestras escuelas podrían organizar concursos para encontrar sentencias martianas útiles al crecimiento humano. Verán qué manantial de valores éticos los inundan.

A Pedro Pablo  Rodríguez, director de la edición crítica de sus Obras Completas, le escuché una vez que aquel hombre que sólo vivió 42 años, dejó un legado realmente infinito. De forma tan frecuente y constante aparecen novedades relacionadas con Martí, que su trabajo parece que no terminará nunca.

Esa obra y la que ha generado su estudio en Cuba y por todo el mundo, anda ya por las redes sociales, donde hay muchachos que lo comparten y entienden, al fin, que hay mucho Martí por conocer debajo de la prosa y el verso que los fascinan. Descubren emocionados que no es un hombre del siglo pasado sino de todos los siglos.

¿Pero eso es de Martí? preguntan muchos, asombrados de la extraordinaria vigencia de sus afirmaciones y de la universalidad de los asuntos que abordó.

Cuando los más nuevos –sean niños o jóvenes- descubren que el hombre de la Edad de Oro escribió también cosas tremendas para adultos sobre el orden universal y los peligros que todavía nos acechan, ya les resulta imposible desprenderse de la necesidad de buscarlo. Si lo encuentran y entran en sus esencias, ya nada podrá separarlos del encanto de su palabra. Y se vuelven invencibles.

Pero, como decía el propio Martí en el manifiesto del Partido Revolucionario Cubano (PRC) a Cuba: “La patria es sagrada, y los que la aman sin interés ni cansancio, le deben toda la verdad”.

No quiero ni puedo exagerar. Aún no está Martí como quisiéramos y como hace falta que esté, para terminar de bordar el alma de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos. Seguimos y seguiremos necesitando a Martí, siempre. Y es nuestra responsabilidad enseñarlo, sabia y amorosamente, como sólo los buenos padres y los buenos maestros saben hacer.

Un golpe salido de las entrañas del odio nos sacudió hace poco la conciencia en relación con la perniciosa rutina que nos hizo olvidar el cuidado de los bustos martianos. No la pieza material que nos acompaña desde la niñez, sino su integridad, el símbolo que encierra.

Los hechos posteriores vinieron a probar cuánto significa estar junto a Martí, en el bando de los que aman y fundan. O contra Martí, en el bando de los que odian y destruyen.

Hoy es 24 de febrero. Han pasado 125 años del inicio de la más noble de las guerras. La que organizó y dirigió Martí, definiéndola como “guerra entera y humanitaria, en que se une aún más el pueblo de Cuba, invencible e indivisible”.

Está escrito en el Manifiesto de Montecristi, donde él y Gómez invocaron “como guía y ayuda de nuestro pueblo, magnánimos fundadores, cuya labor renueva el país agradecido, y al honor, que ha de impedir a los cubanos, herir de palabra o de obra, a los que mueren por ellos”.

Fue el 25 de marzo de 1895, en vísperas del largo viaje que los traería a la Patria, donde ya combatían por la independencia los patriotas veteranos y los pinos nuevos que sólo Martí pudo levantar y juntar con su descomunal fe “en el mejoramiento humano y en la utilidad de la virtud”. Esa fe sostiene nuestra legendaria resistencia. Cuidémosla todos, adentrándonos en Martí.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Miércoles, 19 Febrero 2020 12:17

Ley Helms-Burton, por la reconquista colonial

Written by

«En 1953 la familia cubana tenía un ingreso de seis pesos a la semana. Del 15 al 20 % de la fuerza de trabajo estaba crónicamente desempleada. (…)

«De una manera que antagonizaba al pueblo de Cuba usamos la influencia con el Gobierno para beneficiar los intereses y aumentar las utilidades de las compañías privadas norteamericanas que dominaban la economía de la Isla. Al principio de 1959 las empresas norteamericanas poseían cerca del 40 % de las tierras azucareras, casi todas las fincas de ganado, el 90 % de las minas y concesiones minerales, el 80 % de los servicios y prácticamente toda la industria del petróleo y suministraba dos tercios de las importaciones de Cuba.

«…Quizás el más desastroso de nuestros errores fue la decisión de encumbrar y darle respaldo a una de las dictaduras más sangrientas y represivas de la larga historia de la represión latinoamericana. Fulgencio Batista asesinó a 20 000 cubanos en siete años, una proporción de la población de Cuba mayor que la de los norteamericanos que murieron en las dos grandes guerras mundiales. Voceros de la Administración elogiaban a Batista, lo exaltaban como un aliado confiable y un buen amigo, en momentos en que Batista asesinaba a miles de ciudadanos, destruía los últimos vestigios de libertad y robaba cientos de millones de dólares al pueblo cubano».

Estas palabras fueron pronunciadas por el joven senador demócrata J. F. Kennedy durante la campaña presidencial de 1960. El mismo Kennedy que poco después, ya bajo la lógica sistémica y como presidente de ee. uu., tendría a su cargo la invasión mercenaria por Playa Girón, la aprobación de la Operación Mangosta, la firma de la orden ejecutiva que oficializó el bloqueo contra Cuba, pero quien exploraba un acercamiento secreto a Cuba, en los momentos en que se produce su asesinato. Ya fuera parte de la demagogia electoral o realmente sinceras, las palabras de Kennedy sobre la Cuba de los años 50 reflejan una realidad irrefutable. Es precisamente esa Cuba, la que siempre han pretendido restaurar –ajustada a un nuevo contexto– los enemigos de la nación cubana que participaron en la elaboración o hicieron lobby a favor de la aprobación de la Ley Helms- Burton en 1996. Son los mismos sectores reaccionarios de acendrada cultura plattista que ahora se encuentran envalentonados con el respaldo incondicional de la administración de Donald Trump para su ofensiva de hostilidad contra la Revolución Cubana. Situación que ha puesto las relaciones bilaterales en su punto más bajo desde los tiempos de W. Bush, todavía con posibilidades de seguir empeorando.

Mucho se ha discutido sobre el extravío jurídico, en abierta violación del Derecho Internacional, que implica la Ley Helms-Burton, pero en primera instancia todo ello parte de una aberración

política de grupos de poder en ee. uu. que representan un pensamiento retrógrado que se resiste a desaparecer y aceptar una realidad mucho más promisoria para las relaciones con Cuba.

A su vez, mucha más atención mediática han recibido, por su impacto internacional, los títulos iii y iv de la Ley, sin embargo, sin restarle importancia a estos últimos, la esencia de la ley descansa en los títulos i y ii, de hecho, en buena medida los títulos iii y iv responden al interés de lograr los objetivos planteados en los dos primeros.

En su letra y espíritu toda ella tiene un carácter extraterritorial y constituye una afrenta a la soberanía de Cuba, al no reconocer el derecho de la nación cubana a su independencia y autodeterminación.

Como se conoce, en el título i es donde se codifica el bloqueo, es decir, todas las regulaciones, medidas, órdenes ejecutivas y disposiciones que hasta ese momento formaban parte del andamiaje de guerra económica contra Cuba pasan a convertirse en Ley. De ahí que se produzca una transferencia de prerrogativas del ejecutivo al legislativo en cuanto a la posibilidad de levantar totalmente el bloqueo a la Isla. También en él se fortalecen todas las sanciones internacionales contra terceros países que establezcan algún tipo de relación económico-comercial con Cuba o le presten algún tipo de asistencia, así como se oficializa el financiamiento y apoyo general a los grupúsculos contrarrevolucionarios en la Isla que actúan como quinta columna.

Sin embargo, el título II rebasa los límites de lo que podemos considerar irracional como parte de las ínfulas imperiales, que han caracterizado la política de ee. uu. hacia Cuba. Al leer este título resulta imposible para cualquier cubano no establecer paralelismos con la Enmienda Platt, impuesta a la fuerza por el gobierno de Estados Unidos como apéndice de la Constitución cubana de 1901. La Enmienda Platt constituye en el imaginario cubano uno de los recuerdos más tristes y odiados de lo que fue la injerencia y la dominación estadounidense en la Isla durante 60 años de República Neocolonial Burguesa. La aplicación de esta enmienda provocó varias intervenciones militares –directas y preventivas– de ee. uu. en Cuba, incluyendo una segunda ocupación, de 1906 a 1909. De ahí que el sello plattista, presente en la Ley Helms-Burton, siga provocando el más enérgico rechazo del pueblo cubano, aunque también el hecho de pretender internacionalizar el bloqueo y establecer amenazas a terceros involucrados o deseosos de comerciar e invertir en Cuba ha levantado no pocas voces de condena en la comunidad internacional, incluyendo al interior de ee. uu. No en balde, varios analistas han visto también en la Ley Helms-Burton una especie de corolario de la Enmienda Platt y la Doctrina Monroe.

En la ley Helms-Burton, y en especial en su título II, se ratifica al bloqueo económico, comercial y financiero como la piedra angular de la política agresiva de Estados Unidos contra Cuba, con el objetivo de doblegar la voluntad soberana de toda una nación y condicionar el levantamiento de las sanciones económicas al regreso de Cuba a la zona de influencia y dominio de Estados Unidos.

La Enmienda Platt daba el derecho a ee. uu. a intervenir en Cuba cada vez que lo estimara, pero la Ley Helms-Burton va más allá, al establecer lo que el presidente y congreso de Estados Unidos entenderán como un gobierno de transición y electo democráticamente en Cuba, para levantar en un futuro el bloqueo y prestar asistencia económica.

Mas situándonos hipotéticamente en que los sueños de reconquista neocolonial capitalista en Cuba fueran cumplidos, la desmesura es tal, que deja claro que después de instaurado un gobierno contrarrevolucionario en el poder en Cuba, con democracia representativa burguesa y multipartidismo, economía de mercado, Radio Martí y tv Martí transmitiendo sin interferencia, entre otros requisitos establecidos en este título, aún seguiría existiendo el bloqueo. Antes de su definitivo levantamiento, según el apartado, en su sección 205, ese gobierno proyanqui tendría que devolver o indemnizar las propiedades confiscadas por el gobierno revolucionario cubano a los ciudadanos estadounidenses el 1ro. de enero o después.

Y para dejar constancia de que este elemento es el más relevante de ese título declara: «Es el sentir del Congreso que la liquidación satisfactoria de las reclamaciones de propiedades por parte de un Gobierno cubano reconocido por los Estados Unidos sigue siendo una condición indispensable para el pleno

restablecimiento de las relaciones económicas y diplomáticas entre ee. uu. y Cuba».

La fecha del 1ro. de enero de 1959 está incluida con toda intención, pues ahí no solo se está hablando de las «5 911 reclamaciones certificadas» hasta la aprobación de la Ley Helms-Burton, sino que se están incorporando a los que no eran ciudadanos estadounidenses cuando se produce el proceso de nacionalización y la obtuvieron después, pero también a los batistianos y toda la mafia que salió huyendo de Cuba en los primeros días de enero de 1959, al producirse el triunfo revolucionario, y a quienes no se les nacionalizó nada, sino que se les confiscaron las propiedades que dejaron abandonadas ante la urgencia de saberse en peligro de enjuiciamiento por malversación, robo, asesinato y tortura. Cuba volvería a ser un país atado de pies y manos al poder extranjero. De esta manera, se devela sin afeites el propósito real de la Ley Helms-Burton, que explica también la razón de Estado de la política de ee. uu. contra Cuba y la esencia del conflicto entre ambos países durante más de dos siglos, en especial durante las últimas seis décadas.

A la mayor parte de los sectores que han conducido la política de Estados Unidos hacia Cuba, entre ellos los defensores a ultranza de la Ley Helms-Burton y los halcones que hoy predominan en el diseño de la política hacia la Isla, poco les importan realmente la democracia liberal y los derechos humanos, si esto no les asegura por encima de todo la conversión de la Isla en un enclave de dominación yanqui. Lo último es lo verdaderamente importante para sus intereses, lo primero puede ser funcional, pero no condición sine qua non, aunque se disfrace en el discurso público. La Ley Helms-Burton y el título ii al que nos hemos referido también están plagados de lenguaje engañoso y cínico. De hecho, toda la ley está sustentada en la idea de que Cuba es una amenaza no solo a la seguridad nacional de ee. uu., sino incluso para la seguridad internacional. Cuando ee. uu. habla de «seguridad nacional» e incluso «seguridad internacional», a lo que realmente está haciendo alusión es a la seguridad imperial de la clase dominante de ese país, hoy más desenfrenada y violenta que nunca ante el evidente declive de su hegemonía global.

La Ley Helms-Burton no solo es ilegal e ilegítima, sino también políticamente inviable, en tanto está anclada a un pasado ignominioso que los cubanos tuvieron que superar a fuerza de coraje, sacrificios, sudor, lágrimas y sangre de varias generaciones, y al que solo se podría volver eliminando físicamente a todo un pueblo y barriendo desde sus cimientos la historia, tradición y cultura de la nación cubana.

Como advirtiera Fidel en 1994: «La normalización de las relaciones entre ambos países es la única alternativa; un bloqueo naval no resolvería nada, una bomba atómica, para hablar en lenguaje figurado, tampoco. Hacer estallar a nuestro país, como se ha pretendido y todavía se pretende, no beneficiaría en nada los intereses de Estados Unidos. Lo haría ingobernable por cien años y la lucha no terminaría nunca. Solo la Revolución puede hacer viable la marcha y el futuro de este país».
 

Lunes, 17 Febrero 2020 02:16

Laguna La Redonda, Morón

Written by

Sitio idóneo para la práctica del ecoturismo y la interacción del hombre con la naturaleza, la laguna La Redonda es uno de los principales refugios de fauna de la provincia de Ciego de Ávila.

Situada en el municipio de Morón, pocos kilómetros antes de llegar al destino turístico Jardines del Rey, adopta el nombre por su configuración geográfica; pero sobresale sobre todo por la exuberante vegetación que la circunda, compuesta por mangles, robles, cocoteros, palmas guano, guácimas y yanas, árbol endémico de la zona.

Estos arbustos sirven de hábitat a plantas parásitas como curujeyes, guajacas, helechos gigantes y orquídeas de diversos tipos, los que a su vez constituyen un refugio para pájaros carpinteros, arrieros, guanabás, colibríes y al garzón azul, los cuales, junto a las colonias de termitas, aportan belleza y singularidad al área.

Con una superficie de 4,5 kilómetros y una profundidad de apenas tres metros, La Redonda es un lago natural de agua dulce, la cual se torna rojiza oscura o más clara, según la ubicación de los mangles rojos, negros o blancos, ubicados en sus márgenes.

Alimentada por varios canales, tiene la singularidad de dar abrigo a plantas y animales tanto de agua dulce como salada, ejemplo de la adaptación de los seres vivos al medio y recuerdo de su antigua salinidad.

El embalse fue salado hasta 1959, cuando se construyó un dique en el canal de comunicación con el mar para abastecer de agua dulce al Consejo Popular de Turiguanó, lo cual impide el retorno del líquido en sentido contrario y por consiguiente, el proceso de desalinización de la laguna.

Los mangles, a la vez que evitan la entrada de impurezas, sirven de guarida a la variedad de peces existentes en su interior, como carpas, biajacas, pez gato, tilapia, sábalos y truchas.

Algo muy curioso son las formaciones de mangle rojo, que se han adaptado durante años a su entorno, con alturas poco frecuentes, algunas por encima de los 15 metros.

Perteneciente al Gran Humedal Norte de Ciego de Ávila, el sitio ha sido seleccionado por el proyecto de la Naciones Unidas para el Desarrollo (GEF/PNUD Sabana Camagüey) como producto piloto para potenciar el turismo de naturaleza de manera sostenible.

Avalan esta decisión la riqueza y conservación de la vida silvestre (flora y fauna endémica y migratoria), así como los valores estético-paisajísticos de los diversos canales que abastecen de agua dulce a la laguna y la implementación de prácticas ambientales que permiten el disfrute y contemplación del entorno sin daños irreversibles.

Viernes, 07 Febrero 2020 01:25

Bloqueo, asedio, injerencia, crímen

Written by

Asediar, impedir el funcionamiento de algo. Ese es el significado que el Diccionario de la Lengua Española propone al verbo bloquear. Una interpretación consensuada para la palabra, ofrecida desde la perspectiva de lingüistas y estudiosos de nuestro idioma.

Miércoles, 05 Febrero 2020 20:52

Como siempre, venceremos

Written by

La decisión sin precedentes de permitir que se tome acción en tribunales de los Estados Unidos al amparo del Título III de la Ley Helms-Burton ante demandas presentadas contra entidades cubanas o contra entidades estadounidenses y de terceros países involucradas comercialmente en Cuba, tiene como fin amedrentar a los inversionistas extranjeros en Cuba y amenazar a potenciales socios en diversos negocios comerciales o de inversión.

No es posible calcular el daño económico actual y futuro de esa medida, pero sin lugar a dudas plantea un desafío muy significativo para nuestro país en el objetivo estratégico de atraer el capital foráneo y las tecnologías que todo país en desarrollo requiere para su crecimiento económico.

Varias oportunidades de inversión extranjera se han frustrado en sectores tan sensibles como, por ejemplo, la producción de alimentos, y las infraestructuras de comunicaciones y transporte, las que hubiesen permitido brindar una mayor oferta de bienes y servicios a la población.

Las medidas de agresión no convencionales y sin precedentes en la práctica internacional, dirigidas a privar a Cuba del suministro de combustible, han provocado situaciones complejas en extremo que impactan la vida cotidiana del ciudadano común y de toda la economía.

Por ejemplo, de cada cien cubanos que diariamente precisa de transporte público, alrededor de 30 se ven imposibilitados de usar este servicio por falta de combustible, lo que representa más de 200 millones de pasajeros al año.

La situación de la transportación de mercancías para la oferta en la red de tiendas minoristas y otros servicios, es una de las causas que provocan desabastecimientos en renglones demandados por la población a pesar de que estén disponibles en los diferentes puntos de embarque, fuera y dentro del país.

La generación de electricidad y la disponibilidad de gas se han visto limitadas. Para disminuir al mínimo posible el impacto sobre la población, se han paralizado actividades productivas vitales para la economía, con lo que se han perjudicado también muchos trabajadores debido a interrupciones laborales que tienen efecto sobre sus ingresos personales.

A todo lo anterior se agrega la infame campaña de descrédito contra la cooperación internacional de Cuba en el área de los servicios de salud. Esta cruzada persigue en el fondo privar a Cuba de los legítimos ingresos que recibe por la exportación de estos servicios, cuyo destino, gracias al esfuerzo y la preparación de decenas de miles de profesionales y técnicos, es sufragar parte de los gastos del sistema nacional de salud y de la cooperación altruista que se presta a un número importante de países en desarrollo menos adelantados.

Estados Unidos utiliza la mentira, la amenaza y el chantaje para coaccionar a gobiernos soberanos que han suscrito con Cuba genuinos acuerdos bilaterales de cooperación para llevar a las poblaciones más necesitadas de sus países la atención que permite salvar vidas, curar enfermedades, combatir las epidemias y alcanzar una vida más sana. Con su comportamiento, el Gobierno de ee. uu. busca privar a millones de personas del disfrute de un derecho humano fundamental.

Por su carácter ilegal e inmoral, el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba recibe anualmente el rechazo casi unánime de la comunidad internacional en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Es una política que sirve a los intereses electorales y oportunistas del actual Presidente de ese país, y de los grupos de la extrema derecha cubanoamericana, que durante décadas han lucrado económica y políticamente del negocio de la agresión a Cuba. No cuenta con el respaldo de la mayoría del pueblo estadounidense, ni de la mayor parte de los cubanos que allí viven.

A pesar de su impacto incuestionable sobre las potencialidades de desarrollo y el bienestar de Cuba, y del éxito en dañar la vida cotidiana y las aspiraciones de prosperidad de varias generaciones de cubanos, el bloqueo ha representado un fracaso rotundo para la pretensión imperialista de doblegar la voluntad de los cubanos y de socavar los pilares sobre los que se ha construido una revolución socialista en nuestro país.

No se puede ocultar o disminuir la proeza de la Revolución que, a pesar del acoso, ha sabido mantener su vocación de justicia, y se esfuerza por construir un futuro de bienestar material y espiritual para todos sus ciudadanos.

Solo la conducción certera de Fidel y Raúl, y de la generación de líderes históricos que los acompañaron, la heroicidad, resistencia, sacrificio y unidad del pueblo en torno a ellos y su Partido de vanguardia, y la capacidad mostrada en la defensa de la Revolución y el socialismo, han hecho el milagro de que existamos y luchemos hoy por un futuro de prosperidad y por seguir alcanzando toda la justicia.

Cada cubano debe conocer estas realidades, y tener la capacidad de identificar a su enemigo histórico, porque hay que avanzar unidos, «en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes», como dijera José Martí.

Debemos recordar la frase dicha por el líder histórico de la Revolución Fidel Castro Ruz, en el año 2002 en alusión al Presidente de turno en Estados Unidos: «El bloqueo criminal, que nos promete endurecer, multiplica el honor y la gloria de nuestro pueblo, contra el cual se estrellarán sus planes genocidas. Se lo aseguro».

Nada nos detendrá. Como siempre, venceremos.

Página 1 de 3

Registro