>
(0 votes)

El Tocayo, un paradigma del mambisado avileño

Héctor Izquierdo Acuña Marzo 26, 2020

El coronel de Ejército Libertador José Nicolás Hernández Moreno, quien ha pasado a la historia por el sobrenombre de “Tocayo”, es una de las personalidades más relevantes del mambisado avileño. Nació en Arroyo Blanco el 18 de junio de 1841 y desde su infancia se dedicó, junto a su familia, al cultivo de la tierra y la crianza de ganado.

La estreches económicas y la carencia de escuelas provocó en él un analfabetismo que nunca logró superar, pues dedicó los mejores años de su vida a luchar por la independencia de su patria.    

El 8 de noviembre de 1868, cuando apenas iniciaba la Guerra de los Diez Años, se incorporó a las fuerzas al mando del coronel camagüeyano Manuel de Jesús Valdés Urra, “Chicho”, quien estableció su campamento en el lugar conocido por La Ceja o El Trapiche, hoy territorio del actual municipio Ciro Redondo.

Imposible dejar de mencionar que al Tocayo lo acompañaba su sobrino Simón Reyes Hernández, niño aún, quien años después alcanzó el grado de coronel del Ejército Libertador y cuya actividad militar, pericia e intrepidez hizo que se le conociera en toda la comarca como “el águila de la Trocha”. También se encontraban allí reunidos otros patriotas que devinieron figuras relevantes de nuestra historia como los hermanos Marcial y José Gómez Cardoso.

El grupo comandado por Chicho Valdés tuvo su bautismo de fuego el 5 de diciembre de 1868 cuando fue atacado por el coronel español Manuel Sánchez Lámela, teniente gobernador de Morón, en una acción desfavorable para las armas cubanas. La derrota no los hizo desistir en su empeño y a partir de ese momento no dejarían de luchar por la independencia de Cuba.

Durante la Guerra Grande el Tocayo se enfrentó a las huestes españolas en combates trascendentales como el de Buey Sabana, La Vega, Los Chincheros, Jimaguayú, Las Yeguas, toma del Polvorín de Nuevitas, Naranjo - Mojacasabe, Batalla de las Guásimas de Machado entre otros, ya en territorio avileño, como la toma del poblado de Chambas y el asalto y destrucción del fuerte del Embarcadero de Morón. Culminó la contienda con el grado de Comandante.

El 19 de mayo de 1895 Nicolás Hernández, junto a 16 patriotas, se levantó en armas el 19 mayo de 1895, a poco del inicio de la Guerra Necesaria organizada por José Martí. Por orden de Máximo Gómez organizó el Regimiento de Caballería Castillo y estableció la estructura de la organización civil del Ejército Libertador consistente en las prefecturas y subprefecturas, hospitales de sangre, casas de postas y postillones, depósitos de caballos, talleres de curtiembres y zapaterías, armerías y otras que garantizaban la logística de las tropas cubanas en operaciones en la zona de la Trocha.

Se destacan en esta etapa su apoyo, al frente del regimiento Castillo, a los cruces de la Trocha de Júcaro a Morón verificados por las tropas de Máximo Gómez en octubre de 1895 y un mes más tarde por el general Antonio Maceo, a quien acompañó hasta los potreros de La Reforma, donde participó en la histórica constitución del Ejército Invasor que llevaría la guerra al occidente del país.

Como muestra de la trayectoria militar de Nicolás Hernández Moreno el general mambí Enrique Loináz del Castillo lo calificó en sus Memorias de la Guerra como uno de los leones de la Trocha.

Culminó la guerra con el grado de coronel. Falleció en Morón el 26 de marzo 1929. Su vivienda, localizada en la calle Avellaneda No 94, es Monumento Local. Por su fecunda vida y demostrado patriotismo en aras de la independencia y la soberanía de Cuba, es considerado el Patriota Insigne de Morón.   


 

Read 77 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Registro