>
(0 votes)

El compromiso de vencer o morir

Si Homero hubiera vislumbrado la dimensión de la hazaña de los expedicionarios del Granma, supiera que su Odisea tiene paralelos en la historia, en cuanto a las vicisitudes y riesgos de una travesía-con riesgo de muerte- para una tripulación decidida a emprender el camino hacia la victoria.

Tal concepto esta plasmado en el documental La odisea del Granma, realizado por Mundo Latino, que constituye una reconstrucción histórica de aquella acción que marcó el inicio de las luchas guerrilleras que materializaron una sucesión de sacrificios y retos a la valentía y al coraje.

En aquel viaje, inspirado por el noble fin de alcanzar la total independencia de la Patria, sus tripulantes redoblaron la decisión de vencer o morir que siempre ha marcado la batalla de aquellos héroes que se arriesgaron o inmolaron por la victoria definitiva.

El 25 de noviembre partió el yate Granma desde la ensenada de Tuxpan, en el puerto de Veracruz, donde hoy está anclada una reproducción que representa un emblema de orgullo para los vecinos del lugar.

Varios factores incidieron en la tardanza de la llegada a las costas cubanas del yate que zarpó de tierras veracruzanas el 25 de noviembre de 1956. Los 82 hombres a bordo, unidos al peso de las armas y las roturas del motor obstaculizaron el avance de la embarcación, a lo cual se unieron momentos de mal tiempo.

En la madrugada del primero de diciembre, el Granma se acercó a la zona escogida para su desembarco. Sin escatimar esfuerzos, Roque y Mejía, piloto y timonel, alternaban ambas tareas, mientras oteaban el horizonte y buscaban inútilmente el faro de Cabo Cruz.

Al llegar el atardecer de ese día, Fidel informó que de un momento a otro desembarcarían y dio a conocer la estructura militar que existiría a partir de ese momento en los combatientes, lo cual conformaba la génesis del Ejército Rebelde, que iría a la Sierra Maestra a luchar con las armas en la mano contra la tiranía batistiana.

En la tarde del primero de diciembre, Fidel informó que se dirigirían a la costa para desembarcar. En una punta de mangle nombrada Los Cayuelos encalló el Granma, lo cual obligó a adelantar el desembarco para las 6:50 a.m. del 2 de diciembre de 1956.

Fue difícil, pues tuvieron que atravesar más de un kilómetro de tupidos manglares y grandes pantanos, transportando cargas pesadas y venciendo el agotamiento.

El Desembarco del Yate Granma fue la antesala d ela Revolución de Enero, llena de victoria, libertad e independencia.

Read 119 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Registro