>
(0 votes)

Nelson Moreno de Ayala dejó su impronta en Radio Morón

Arquímedes Romo Pérez Noviembre 14, 2019

Hace escasos tres  años, en un absurdo accidente, pierde la vida este astro de la locución cubana, modesto, sencillo y locuaz artista del micrófono, maestro de generaciones, técnico de la profesión en el Centro de Estudios de Radio y Televisión y, especialmente, de la Cátedra Nacional de Locutores, quien en los albores de su carrera artística deja su impronta ante los micrófonos de la emisora CMJX Radio Morón.

Moreno de Ayala, apenas salido de la adolescencia, circunspecto, de elevada estatura y carácter jovial, arriba a la ciudad del gallo en 1951 procedente de Manzanillo, como hijo único de el Juez de Primera Instancia asignado a la localidad y con una interesante leyenda de talento deportivo: lanzador captado tempranamente por los Tigres del Marianao de la Liga Cubana de Béisbol profesional, aunque sus primeras demostraciones con el equipo del Instituto de Morón no resultan tan felices como para asignarle un lugar en la rotación.

Poseedor de una excelente voz y carisma, como alumno del doctor Castellanos, dueño de la emisora, no tarda en tener la oportunidad de hacer prácticas ante los micrófonos, algo que hace  tempranamente en la radio de Manzanillo y, en esta ocasión, el resultado es tan satisfactorio que muy poco tiempo después tiene la oportunidad de repartirse entre preuniversitario y radio al ocupar la plaza abandonada por el fundador Gustavo Mazorra, quien marcha hacia la capital.

Personaje original por su comportamiento social, muy rápido gana el afecto y la admiración de los oyentes y del pueblo que lo identifica y premia reconociéndolo como la nueva voz de la X, crédito que adquiere temprana responsabilidad en una época convulsa premiada por la desmedida agresividad del régimen dictatorial de la época frente al cual no niega su repudio, actitud que lo vincula ideológicamente a la lucha revolucionaria, que se manifiesta en la mayoría de las estructuras laborales y políticas de la nación y, en particular, en todas las manifestaciones y demostraciones populares que se llevan a cabo en la ciudad de Morón.

Termina sus estudios preuniversitarios y en 1957 se traslada a La Habana con sus familiares pero ante las serias dificultades que afronta la universidad maniatada por la dictadura de Batista, no puede ingresar en el máximo centro docente del país, por lo que  comienza a trabajar en la emisora Radio Popular  de Carballo 9 en el Cerro, propiedad del nefasto general Ugalde Carrillo entonces jefe del llamado presidio modelo de Isla de Pinos. Aquí integra una célula revolucionaria junto a los compañeros locutores Héctor Fraga, René Cardona, Raúl Salazar Cerezo y  dos realizadores de sonido. Todos quedan sin trabajo ante la huída de Batista y el ataque del pueblo a la instalación radial que paga las consecuencias del propietario.

Incorporado tempranamente a las milicias populares desde el cuartel de la Academia Álvarez en Marianao, logra insertarse en la  CMBF, emisora  musical de Cuba, cuya programación  de música culta le resulta muy atractiva dados sus conocimientos amplios de este tipo de manifestación y rápidamente se convierte en uno de los pilares  más sólidos del medio, en el cual obtiene premios importantes y notables reconocimientos, que une a sus resultados docentes hasta culminar sus estudios universitarios iniciados con el triunfo de la Revolución.

Estudioso de nuestra lengua  desde el mismo instante en que se crea el departamento de capacitación del ICR se inserta en el grupo de especialistas y muy temprano organiza plenarias, realiza profundas investigaciones lingüísticas, se integra totalmente  a la enseñanza de la locución y forma parte del grupo de profesionales que, reunido en la ciudad de Ciego de Ávila en l993, constituye la Cátedra Nacional de Locución del Centro de Estudios de Radio y Televisión.

En 1977 Moreno de Ayala es uno de los treinta locutores que se capacita en el curso de especialización de Lingüística Aplicada para Locutores y Actores de Radio y Televisión, impartido por el Departamento de Literatura de la Academia de Ciencias de Cuba en Santiago, y a partir de entonces realiza una obra realmente meritoria al desplegarse por la mayor parte de las emisoras municipales del país a impartir conocimientos elementales a todos los locutores en activo, en cumplimiento de una  tarea voluntaria que lo distingue  por su vocación y apego a la profesión.

Estudioso de nuestra lengua, exitoso como creador  radial, excelente como locutor, persona carismática, sencilla y modesta Nelson Moreno de Ayala gana un sólido prestigio en la locución cubana y cuando deja de existir víctima de un absurdo accidente de tránsito, es el principal especialista de locución en la Cátedra Nacional y uno de los profesionales de la voz más reconocidos en el Centro de Estudios de la Radio y la Televisión cubanas. Su obra deja huellas imborrables en los setenta años de existencia de la CMIX Radio Morón.

Read 147 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Registro